Origen y características del Anime


Suzumiya haruhi no yuutsu.

Anime: Suzumiya haruhi no yuutsu.

 

Anime (アニメ, Anime?) es el término que identifica a los dibujos animados de procedencia japonesa. El anime es un medio de gran expansión en Japón, siendo al mismo tiempo un producto de entretenimiento comercial lo que ha ocasionado un fenómeno cultural en masas populares y una forma de arte tecnológico.[1] Es potencialmente dirigido a todos los públicos, desde niños, adolescentes, adultos, hasta especializaciones de clasificación esencialmente tomada de la existente para el “manga” (historieta japonesa), con clases base diseñadas para especificaciones sociodemográficos tales como empleados, amas de casa, estudiantes, y así sucesivamente. Por lo tanto, pueden hacer frente a los sujetos, temas y géneros tan diversos como el amor, aventura, ciencia ficción, los cuentos infantiles, literatura, deportes, fantasía, erotismo y muchos otros.

El anime tradicionalmente es dibujado a mano, pero actualmente se ha vuelto común la animación en computadora. Sus guiones incluyen gran parte de los géneros de ficción y son transmitidos a través de medios cinematográficos (transmisión por televisión, distribución en formatos de video doméstico y películas con audio. La relación del anime japonés con el manga es estrecha, pues históricamente una gran cantidad de series y trabajos de anime se basan en historias de manga populares.

Etimología

El término anime proviene de la abreviación de la transcripción japonesa de la palabra inglesaanimation” (アニメーション, animēshon?). De ahí que se abrevie a “anime”.[3] Se considera ortográficamente incorrecto el uso de la palabra “animé”, ya que al ser una palabra extranjera, ésta no lleva tilde, y si la tuviera sería en la primera letra (“ánime”).

Internacionalmente, el anime llevó una vez el nombre popular “Japanimation“, pero este término ha caído en desuso. Los fans pronunciaban la palabra preferiblemente como abreviación de la frase “Japanese Animation” (‘animación japonesa’ en inglés). Vio su mayor uso durante las décadas de 1970 y 1980, que generalmente comprende la primera y segunda oleada de anime fandom. El término sobrevivió al menos hasta principios de los años 1990, pero pareció desaparecer justo antes del resurgir del anime a mediados de los 1990.

En general, el término “Japanimation” ahora sólo aparece en contextos nostálgicos en el mundo occidental, sin embargo el término es muy utilizado en Japón para distinguir las animaciones hechas allí (Japanimation) de las animaciones en general (Anime, en Japón).

 

Más